CONTROL EXHAUSTIVO

Identificación de cada vehículo con marca, ruta y horario de reparto.

Detalle de las zonas de reparto por franjas horarias.

Reportaje fotográfico de todas y cada una de las furgonetas en los días de pegado y despegado del material.

Control total del estado de los carteles, realizado de forma continua por el propio conductor.

Reposición inmediata de cualquier vinilo deterioraro (de 30 a 90 minutos como máximo), o furgoneta averiada (de 3 a 5 horas)

Optimo impacto según objetivos, por máximo ajuste de rutas.

Creación, diseño y realización de vinilos con precios y calidad altamente competitivos (opcional).

Lavado semanal de toda la flota.